BIENVENIDOS

Para no olvidar la PALABRA exacta ni no entender ni PALABRA es hora de tomar la PALABRA y dar la PALABRA  para que haya facilidad de PALABRA, cruzar PALABRA, cumplir la PALABRA,  de PALABRA e intención y no dejar caer la PALABRA, en el sentido de la PALABRA para no ser esclavo de la PALABRA, faltando a la PALABRA, con una PALABRA inapropiada porque la herida mala se cura, pero la PALABRA mala nunca, PALABRA de Dios.

Encontrar la PALABRA correcta, no sin antes murmurar alguna PALABRA, es una PALABRA empeñada, una PALABRA mala, PALABRA de honor y ganar la PALABRA, la Santa PALABRA, traduciendo PALABRA a PALABRA, sin referir PALABRA y decir la última PALABRA.

Y nunca dejar de ser una persona de PALABRA.

La PALABRA es Patrimonio Inmaterial Universal de la Oralidad